lunes, 18 de septiembre de 2017

¡Y LLEGÓ EL VERANO!

 Durante los meses de Julio y Agosto hemos participado en diversas actividades y vivido nuevas experiencias. Nos hemos divertido, hemos conocido gente nueva y hemos disfrutado sin límites.

  En nuestras vacaciones hemos ido al Parque Marítimo, donde nos sentimos seguros-as, tratados-as con cariño y respeto. Lo que más nos gusta es cuando dan las clases de zumba en el agua, ¡qué bien lo pasamos!.
     Recordamos con mucha ilusión nuestra experiencia con los caballos, que consistió en conocer los establos, los potros y pasear con ellos. Fue una vivencia única que nos gustaría repetir.


      Nuestra actividad favorita fue la de saltar en los castillos gigantes, en la Suerte Park, en la Orotava. 
Terminamos sin energía pero felices. ¡Cuánto nos reímos!.



       Nos encantó conocer a las-os monitoras-es de la Cruz Roja, tanto en las Teresitas como en las salidas organizadas por ellas-os, por su buena disposición, amabilidad y entusiasmo a la hora de acompañarnos y ayudarnos. ¡Gracias!.

    Cómo olvidar aquellas mañanas y tardes, sentados-as en las terrazas de verano, disfrutando de un tentempié con nuestros-as compañeros-as. Estos momentitos los destinábamos a charlar y disfrutar del ambiente veraniego.

     Nuestra visita a la piscina de Los Silos siempre va seguido de un paseo por la plaza y el tradicional dulce del Aderno. ¡Qué ricos están!.

      Las dos grandes sorpresas de nuestro verano fueron la excursión al Palmetum en Santa Cruz, por su ambiente que invita a la relajación, con sus fantásticas vistas al mar, sus jardines amplios y bien cuidados y su excepcional adaptación a la diversidad funcional. 

La otra novedad, que fue el colofón de este verano, fue acudir al Spa de Diverhotel en el Puerto de la Cruz. Ese día disfrutamos del recorrido por las distintas piscinas y jacuzzis, paseamos por sus bonitos jardines exteriores, ambientados con música clásica y saboreamos el exquisito y variado buffet que nos ofrecía el hotel. Nos sentimos como reinas y reyes, ¡qué lujo!.

          Y continuamos exprimiendo nuestro verano en Septiembre…