jueves, 29 de marzo de 2018

JUEVES SANTO

Hoy  recordamos cuál es nuestra misión cristina en este mundo, en mi "mundo": dar, amar y entregar desde el corazón sin esperar halagos, aprobaciones... Una entrega sincera, en el día a día de nuestra vida.

El mejor ejemplo es Jesús: su vida, su entrega, sus palabras, sus enseñanzas... sigue siendo el mejor Maestro.  Ese es un AMOR con mayúsculas, porque no espera respuesta por parte de la otra persona. Sólo se da... y se da bajándose, poniéndose de rodillas, a la altura de los pies y lavado el cansancio de la andadura del camino. No hay Amor como el de Jesús.


¡FELIZ DÍA DEL AMOR FRATERNO!